Follow by Email

miércoles, 6 de julio de 2011

ACTIVIDADES

Los alumnos realizarán las siguientes actividades:
1. Analizarán los videos y establecerán los aspectos geopolíticos presentes en el contenido.
2. Identificarán en la presentación en power point las variables e indicadores de medición geopolítica.

1 comentario:

  1. Interesantes puntos los planteados en el blog. Mis primeros recuerdos sobre el tema datan de la adolescencia, y están ligados a la época del gobierno militar de los 70, cuando la palabra geopolítica era frecuente en los medios de comunicación. A riesgo de equivocarme, el concepto me parece semejante a lo que percibo en tu blog, hacia la política externa y la situación del país en el mundo. Ciertamente, un mundo mucho más globalizado hoy que ayer.

    Tiempo después, al recorrer y vivir -por razones de trabajo- en varios países de esta América no tan nuestra como quisiéramos los peruanos, he visto que algunos países desarrollaron la geopolítica bajo el enfoque de la expansión práctica y real de las fronteras interiores, logrando consolidar la presencia del Estado internamente, articulando los polos de desarrollo con las zonas periféricas históricamente aisladas. En otras palabras, antes de pensar en la expansión exterior de un Estado, este debe estar cohesionado en su interior.

    Siendo primero el país y sus nacionales, las prioridades son fácilmente identificables: seguridad e infraestructura. Algunos insumos esenciales del escenario futuro son igualmente identificables o predecibles: seguridad alimentaria, suficiencia de energía y agua potable, seguridad social y empleo. De igual manera las amenazas a enfrentar son conocidas y esperadas: un sismo de gran magnitud que nos obliga a reconstruir gran parte de la infraestructura cada 20 o 30 años, un fenómeno del niño o la niña con efectos combinados de sequia e inundaciones en diferentes partes del territorio y cambios en la disponibilidad de los recursos para la pesca, y en los siguientes 10 años un incremento de la peor de las pobrezas: la pobreza de la ancianidad, una pobreza sin lugar para esperanza.

    El medio externo es también igualmente predecible, la crisis económica no ha terminado por lo que la exportación y el turismo tienen riesgos que debemos conocer y enfrentar. Las organizaciones políticas tampoco brindan un escenario agradable. Muchas organizaciones están en crisis económica, organizacional y uno se pregunta si vale la pena pagar cuotas y mantener misiones internacionales que crean confusión y contribuyen a dispersar los esfuerzos del Estado en acciones improductivas.
    En este escenario, por ejemplo, uno se pregunta si queda posibilidad de alianza externa posible, y si esa única posibilidad es con Brasil.

    Por otro lado, desde mi disciplina (la salud pública) los libros blancos son documentos oficiales (de gobierno o de organización internacional) que sirven de informe o guía para enfrentar un problema. Los libros blancos ingleses o canadienses son documentos de dirección y compromiso, simples y directos. Por ejemplo, en el 2010 el gobierno británico publicó uno en el área de salud, comprometiendo 4 mil millones de libras esterlinas para mejorar la salud enfrentando: el tabaquismo, la obesidad y el consumo excesivo de alcohol.

    Por ello concuerdo con uno de tus enunciados: no hemos tenido ni tenemos una visión geopolítica como país, ni hacia la región o el mundo, y mucho menos – lo que es más importante y preocupante- hacia adentro. Quizá por ello el libro blanco de defensa nacional no es un compromiso simple y directo, y menos una guía para enfrentar las prioridades de desarrollo y las amenazas en curso. Quién sabe si todo esto es porque políticamente es mejor aquello de “cuando uno no sabe dónde va, cualquier camino lo lleva a su destino”

    ResponderEliminar